Publicidad

Detienen a par de sujetos con armas de gotcha robadas

2013-02-26 15:46:00

Mérida, Yucatán, 26 de febrero de 2013.-  La Fiscalía General del Estado consignó al penal a José Manuel Baltazar Campos "Balta" y a Ubaldo Cortez Wade, acusados de los delitos de portación de armas e instrumentos prohibidos y cohecho, luego de ser detectados en el fraccionamiento Chenkú con varias armas deportivas en su poder.


La detención fue efectuada por agentes de la Policía Ministerial, quienes al realizar trabajos de investigación en dicho fraccionamiento, en la calle 29-C entre 38 y 40, observaron que dos personas del sexo masculino se encontraban discutiendo y uno de ellos amenazaba al otro con un arma en forma de metralleta.


Ante dicha situación los oficiales intervinieron, pero uno de ellos, quien posteriormente se identificó como José Manuel Baltazar Campos, los amenazó con el arma y les dijo que no se metieran.


Al identificarse como elementos ministeriales, el sujeto intentó darse a la fuga, pero tropezó y cayó al suelo, donde fue controlado por los agentes, observando que el arma que tenía en su poder eran las utilizadas para el gotcha.


Por su parte, el otro sujeto, quien se identificó como Ubaldo Cortez Wade, reconoció que además de esa arma tenían catorce más a unos cuantos metros de donde se encontraban, las cuales habían sustraído un día anterior de una tienda que se dedica a la venta y renta de armas deportivas, ubicada en la calle 40 entre 31 y 33 de la colonia San Luis Chuburná.


De acuerdo con los datos que conforman la averiguación previa, la pareja de cacos se habría introducido a la tienda el pasado 22 de febrero en horas de la madrugada, y tras romper los candados se apoderaron de una caja que contenía las armas deportivas, la cual guardaron en el domicilio de Baltazar Campos, ubicada en la colonia Chenkú.


Los motivos de la discusión al momento de ser detenidos, según refirieron, fue porque Cortez Wade propuso dividir las armas entre ellos, pero dicha situación no le pareció a su compañero, quien le dijo que tenían que buscar un comprador para dividirse el dinero.


Al verse descubiertos por la Policía Ministerial, los sujetos ofrecieron el botín a cambio de que los dejaran ir, pero fueron detenidos y remitidos al área de seguridad de la Fiscalía, de donde posteriormente se les turnó al Cereso a disposición de un juez penal.

 

Publicidad
Publicidad