Publicidad

Benedicto XVI tendrá título de “Papa Emérito” o “Su Santidad”

2013-02-26 09:15:00

26 de febrero de 2013.- El Vaticano ha comentado los detalles relacionados con la personalidad del Papa Benedicto XVI, una vez que deje de serlo. Ha despejado la incógnita sobre el título que ostentará Benedicto XVI después de su renuncia, así como otros detalles.

El actual papa mantendrá el nombre de Benedicto XVI y se le seguirá llamando "Su Santidad". Otras fórmulas para referirse a su persona serán las de "Papa emérito" y "Romano Pontífice emérito". Todo ello será efectivo a partir de las 20 horas del jueves 28 de febrero, cuando esté vigente su renuncia.

El portavoz vaticano, Federico Lombardi, dijo que, en cuanto cese de ejercer como papa, Benedicto XVI dejará de contar con la protección de la Guardia Suiza, un cuerpo militar creado hace más de cinco siglos que vela por la seguridad de los pontífices y, durante la sede vacante, de los cardenales que deben elegir al sucesor. Los guardias suizos se retirarán de Castel Gandolfo el jueves por la noche. A partir de entonces la vigilancia correrá a cargo de la Gendarmería Vaticana.

Benedicto XVI vestirá con una sotana blanca simple, sin la pequeña capa que lleva ahora. Estos detalles los ha decidido él mismo, después de consultar con sus colaboradores y con la Secretaría de Estado.

Otra curiosidad son los zapatos, pues dejará de usar los célebres mocasines rojos -el color es un símbolo del martirio y de la sangre de la pasión- y calzará unos zapatos marrones que le regalaron durante la visita del año pasado a León, México. Al Papa le gustaron mucho y se siente muy cómodo, precisó el portavoz vaticano, Federico Lombardi.

Lombardi informó además que el tradicional anillo del pescador, que tiene la figura de San Pedro, quedará "inutilizado", así como el sello de plomo utilizado para certificar los documentos más importantes como las bulas.

Benedicto XVI dedica la jornada de hoy a la oración, a preparar la audiencia general de mañana y a seleccionar los documentos personales que se llevará a Castel Gandolfo, donde residirá durante un par de meses hasta que esté acondicionado el convento dentro del Vaticano donde establecerá su residencia definitiva.

Señaló que en los últimos días Benedicto XVI ha recibido cientos de mensajes de gratitud y cercanía de personalidades de todo el mundo, entre ellos jefes de Estado y responsables de gobierno.

Para mañana miércoles se esperan más de 50 mil asistentes a la audiencia general, que tendrá lugar en la Plaza de San Pedro.

No habrá saludos individuales, el habitual besamanos. El Papa sí saludará en privado, en la Sala Clementina, a varios líderes extranjeros que acuden a Roma, entre ellos los regentes de San Marino, el presidente de Baviera, el presidente de Eslovaquia y el copríncipe de Andorra.

El portavoz precisó que el esquema de esa reunión será el habitual, con una catequesis en italiano y saludos en diversos idiomas, entre otros inglés, alemán, francés y español.

Se tiene previsto además un recorrido más amplio de lo normal con el papamóvil entre la gente, mientras -al final- se obviará el clásico "besamanos", el saludo de algunas personas al pontífice.

Publicidad
Publicidad