Publicidad

Para ir al mandado

2013-02-20 18:08:00


*Ana Luisa Márquez Medina


Es por muchos sabido que comprar el mandado, ir al mercado, hacer el súper, o como le quiera usted llamar, se ha convertido  en una tarea difícil, sobre todo en  tiempos en los que nuestra economía no está para hacer compras innecesarias. Por eso, hacer una reflexión al respecto es algo que, a la larga, agradecerá nuestro bolsillo.


Comparto con usted estas pautas que  me han resultado útiles, ya que podrían servirle de ayuda a la hora de hacer sus compras.


1. Nunca salga sin una lista. Revise lo que hay en casa y anote los artículos que se hayan agotado en su despensa; con esto evitará olvidar algún artículo de primera necesidad. Si  siempre realiza sus compras en el mismo mercado o tienda, puede hacer su lista en el orden en que aparecen los artículos, lo que además le ahorrará tiempo.

2. Haga sus compras después de haber tomado sus alimentos. Ir con hambre a comprar víveres  traerá como consecuencia gastar en infinidad de alimentos,  golosinas, botanas y antojos que no solo engrosarán su lista sino también  la cuenta en caja.

3. La mayoría de las cadenas de autoservicio tienen un día en específico de  frutas, verduras y legumbres en oferta así que, si le es posible, programe sus compras para ese día. Recuerde que su salud depende en gran medida de lo que lleva a su boca. La fruta de temporada tiende a ser más económica  y es una buena opción para mitigar el hambre en lugar de salir a la tienda en busca de las ya muy socorridas frituras, además siempre se tiene la opción de licuarlas y convertirlas en agua de sabor.

4. Si tiene niños en edad escolar, recuerde siempre tener alimentos que contribuyan a su crecimiento como el  yogurt,  quesos petit,  o incluso algunos embutidos  como el jamón o salchichas ya sean de puerco o pavo.  Tener una pequeña variedad de estos artículos le permitirá diversificar el lunch que les manda para la escuela o los bocadillos que comen en casa.

5. Si va a comprar carne, considere primero su presupuesto para elegir bien su compra. En el caso específico del pollo, siempre será más barato comprar el ave entera en lugar de elegir solo pechuga o pierna y muslo.

6. Finalmente, si no es posible resistirnos a la tentación del pan, intente comprar siempre los que estén hechos con granos enteros.  Si tiene pequeños en casa,  las barritas de cereal pueden ser una buena opción pero recuerde que no son golosinas, una por día es más que suficiente y por qué no, un paquete de galletas se puede convertir en un aliado para negociar con sus hijos en algún momento.


Sin embargo, si usted no tiene problemas de tiempo ni de presupuesto y le gusta realizar esta actividad, le aconsejo hacer sus compras a diario  o tres veces por semana, esto no solo le garantizará que está consumiendo productos frescos, sino que además lo puede convertir en su terapia y hasta en su rutina de ejercicio si se da tiempo para recorrer todos los pasillos del súper o del mercado.

*Ana Luisa Márquez Medina
almarquez@reporteyucatan.mx

 

 

 

 

 

 

Publicidad
Publicidad