Publicidad

Cae rayo sobre basílica vaticana tras renuncia del Papa

2013-02-13 07:41:00

 

Mérida, Yucatán a 13 de febrero de 2013.- El fotógrafo Alessandro di Melo captó una imagen que ha dado la vuelta al mundo y, lo más interesante es que ha generado una cantidad inimaginable de comentarios relacionados con el hecho captado por di Melo.

La imagen de un rayo cayendo sobre la cúpula de la basílica de San Pedro, unas cuantas horas después de que el papa Benedicto XVI renunciara a su cargo de máximo jerarca de la iglesia católica, ha dado la vuelta al mundo despertando toda clase de comentarios y especulaciones.

En la fotografía se ve claramente cómo el rayo, que ilumina el cielo oscuro de la noche romana, cae sobre la punta de la cúpula de la basílica vaticana, una extraña y curiosa coincidencia que fue posible debido a la oportunidad del fotógrafo de estar en el momento y el lugar indicado y poder capturar el hecho.

En torno al suceso que quedó capturado en la fotografía,  hay quien ve una especie de respuesta divina ante la renuncia del sumo pontífice, que se cumplirá el 28 de febrero próximo.

Sin duda, hay personas que han opinado que es negativo el hecho, una especie de “reacción de disgusto de dios por la renuncia del papa”, aludiendo quizá a que un representante de la iglesia católica con esa jerarquía no debiera renunciar.

Por otra parte, está también una multitud de fieles que, por el contrario, ven un augurio positivo relacionado con la renuncia del sumo pontífice, una manifestación divina por la honestidad y rectitud del papa al renunciar a su importante cargo al no tener ya la fuerza para llevar, con todo su potencial, su misión en ese cargo.

En ese sentido, retomemos las palabras que recientemente a propósito de la renuncia papal dijera el sacerdote Jorge Oscar Herrera Vargas, vocero de la Arquidiócesis de Yucatán:

“Yo creo que en las líneas de la afectación negativa nada, sino en la afectación positiva, ya que mucha gente va a tener la oportunidad de volver a vivir una elección Papal y volver a participar en todo esto, y esto renueva nuestra Fe”.

Y  enfatizó que ante esta noticia hay que tomar lo positivo y que cada uno de nosotros realice con mayor fuerza para lo que esté preparado:

“La invitación es a prepararse, estamos en el año de la Fe, el Santo Padre lo convocó, él mismo no se siente con fuerzas para seguir llevando con la misma intensidad las cosas y ahora, que ha tomado esa decisión de renunciar, es un buen momento para que cada uno de nosotros haga y viva lo que está haciendo con mayor fuerza”, manifestó el vocero en ese momento.

Y estas palabras cobran mayor relevancia ahora que es reconocida, cada vez más,  la actitud valiente, reflexiva y honesta del sumo pontífice, quien el día de hoy encabeza en la basílica vaticana la ceremonia de miércoles de ceniza.

 

Publicidad
Publicidad