Publicidad

Elecciones 2014 en Costa Rica

2014-02-26 13:20:00

Costa Rica es un país de Centroamérica con 4 millones de habitantes, gobernado actualmente por Laura Chinchilla, del Partido Liberación Nacional, considerado de derecha. Este país no ha tenido ejército desde 1948.

Las elecciones presidenciales de 2014 en Costa Rica se realizaron el 2 de febrero. En éstas se eligieron presidente, vicepresidentes y diputados de la Asamblea Legislativa. Fueron los decimosextos comicios desde la promulgación de la Segunda República en 1949.

Por primera vez no se realizó una elección de regidores, debido a que una reforma al Código Municipal de 2008 unificó las elecciones de autoridades municipales a mitad de período; por lo que se realizarán en 2016. Otra diferencia de esta elección con las anteriores fue que, por  primera vez, votaron 9 mil costarricenses empadronados que residen en el extranjero.

Luis Guillermo Solís Rivera, del Partido Acción Ciudadana, obtuvo el 30.84 por ciento de los votos. Por su parte, Johnny Araya Monge, del Partido Liberación Nacional, tuvo el 29.64 por ciento. José María Villalta, del Frente Amplio, un 17.14 por ciento; Otto Guevara, del Movimiento Libertario, 11.22 por ciento y Rodolfo Piza Rocafort, del Partido Unidad Social Cristiana, el 6.01por ciento de los votos emitidos.

Como ningún candidato obtuvo el 40 por ciento requerido por la ley para ser electo presidente, se realizará una segunda ronda electoral el 6 de abril con los dos candidatos que obtuvieron la mayor cantidad de votos.  

En esa segunda vuelta se enfrentarán Araya Monge, del partido Liberación Nacional, al que pertenece la presidenta Laura Chinchilla, y Solís Rivera, del partido Acción Ciudadana. El ganador tomará posesión el 8 mayo en sustitución de Chinchilla, una mujer firme y honesta.

Algunos de los detractores de Chinchilla afirman que su gobierno no fue fuerte ni honesto y que se dejó manipular por sus allegados. Otros consideran que no la dejaron trabajar y los detractores más burdos de Chinchilla mencionan que el hecho de ser mujer fue lo que no le permitió gobernar.

La mujer en Costa Rica cuenta con derecho al voto desde los años 50, 18 años antes de que se permitiera votar a la mujer en México, donde la cuota de género se estipuló desde el 2001.

En 2009, la mujer tuvo representatividad política con el 40 y el 50 por ciento. Este panorama hace pensar que en 12 o 18 años más podríamos tener una mujer presidenta.

Sin embargo, los resultados de Chinchilla serán juzgados como un tema de género, entre otras cosas. Pero, para bien o para mal, siempre será recordada como la primera mujer presidenta de Costa Rica.

Por otra parte, también vemos un pueblo costarricense cansado de 8 años del partido Liberación Nacional (de derecha) y, una vez que ha desaparecido la posibilidad de otros partidos, la oposición sumará fuerzas con el PAC, que va a la cabeza en las encuestas con un 1.2 por ciento sobre el candidato perteneciente al partido de Chinchilla.

Uno de los elementos que como mexicanos nos llama la atención es la poca publicidad en espectaculares de ambos candidatos, habiendo terminado la primera vuelta y a tan poco tiempo de la segunda. Claro, en comparación con nuestro país. Asimismo, son reducidos los espacios en radio y televisión.

Esto es resultado del principio de austeridad que se aplica a los gastos en campañas, de plazos cortos y con igualdad de oportunidades entre los contendientes, que deben respetarse para que no se derroche dinero público en el proceso electoral: con gastos exagerados e innecesarios (establecido en el financiamiento de partidos de ese país).

En cuanto a redes sociales, vemos planeación y estrategia en la campaña de Luis Guillermo Solís (PAC), con videos, espacios para voluntarios, aplicaciones para darle “Me gusta” a su página y poder ver su contenido.

Cuenta con 289 mil 358 “Me gusta” en Facebook, lo único que falta es tener la capacidad de contestar y monitorear los comentarios de sus seguidores, a los cuales les falta respuesta.

En Twitter tiene una buena gestión, con 23 mil seguidores. Sin embargo, la interacción deja mucho que desear.

Por su parte, el candidato de Liberación Nacional, Johnny Araya, tiene una cuenta verificada en Facebook; un espacio para sus voluntarios virtuales y en campo, información sobre su programa, un espacio para la historia del partido con sus redes sociales, sus trasmisiones en vivo y, finalmente, un video sobre la “verdad del aguinaldo”, donde recuerda la ley del aguinaldo, uno de los logros de su partido.
 
Esta cuenta tiene 241 mil 146 seguidores hacia el 25 de febrero de 2014. Aunque se publica a diario, no llega a 5 publicaciones por día y la interacción tiene el mismo problema que Luis Guillermo: la red social se utiliza únicamente para comunicar y no para conversar.

Su twitter cuenta con 21 mil 800 seguidores; sin embargo, su avatar no presenta una imagen solo de él, la comparte con 2 personas más, lo que dificulta reconocer la cuenta, y ésta se utiliza únicamente para darle eco a lo que él tiene que decir y no para escuchar a nadie más. Incluso son pocos los retuits que se llegan a ver en esta cuenta.

Como podemos ver, a pesar de que el porcentaje que separa a ambos candidatos es pequeño, la variable del desgaste del partido de Chinchilla juega una carta fundamental que se dejará ver en la votación del próximo 6 de abril.

Mtra. Sara Sofía Alpuche de Dios Ramírez
Directora General Evolución servicios digitales
Mail: s.alpuche@evolucionmkt.com
Twitter: @sofialpuche
Facebook: /sarasofia.alpuchededios
 
Publicidad
Publicidad