Publicidad

Cría y explotación de venado cola blanca detonante para la economía rural

2013-04-18 16:40:00

Mérida, Yucatán a 18 de abril de 2013.- Al verificar el correcto funcionamiento de las Unidades de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA), el delegado de la Semarnat, Jorge Carlos Berlín Montero, visitó el criadero San Fernando que se especializa en la reproducción y venta de venados de cola blanca (Odocoileus virginianus).

Esta unidad cuenta con 20 ejemplares, principalmente hembras para reproducción, mismos que son alimentados con árboles forrajeros como el ramón, ja´bin y cha´ca, entre otros, cultivados dentro de las mismas instalaciones del criadero de más de una hectárea, ubicado en el Barrio de San Juan del municipio de Ticul.

Berlín Montero recalcó que la Semarnat tiene inscritas más de 280 UMAS, de las cuales 83 están enfocadas en la cría de venados de cola blanca y diez de éstas son las autorizadas para la comercialización de su carne.

El ingeniero agrónomo zootecnista, Gilbert Santiago Tzec Simá, propietario del criadero “San Fernando”, mencionó que este proyecto familiar lo iniciaron desde el año 2000, y que “el trabajo arduo de día tras día” les permitió obtener en el 2001 el registro de UMA Intensiva de la Semarnat, mediante el cual pueden comercializar tanto los pies de cría como la carne de estas especies, desde hace más de diez años.

La formación de está UMA se dividió en varias facetas, comenzando por la plantación de árboles forrajeros (más de diez mil plantas) que son utilizadas para la alimentación de los ciervos en cautiverio, explicó.

Posteriormente instalaron corrales de empadre, con vegetación para la mejor estancia de los venados, lo que permitió arrancar con el pie derecho en este proyecto de conservación y comercialización de ciervos de cola blanca.

Puntualizó que estos ejemplares son utilizados, de acuerdo al permiso de aprovechamiento que otorga la autoridad federal, ya sea para su venta como pie de cría, exhibición, mascotas o para el consumo.

Aproximadamente venden el venado para pie de cría entre los 10 y 14 mil pesos y alrededor de 250 pesos el kilogramo de carne para consumo, acción que pueden realizar al contar con el permiso de aprovechamiento la delegación federal.

Cada animal pasa por un proceso de calidad, para ser empleado en cualquiera de los rubros permitidos, lo cual contribuye a su correcto manejo, como es la implementación de áreas naturales para dotarlos de un hábitat idóneo.

Tzec Simá ha participado en distintos cursos de capacitación en los Estados de Yucatán, Campeche y Chiapas sobre la forma de conformar una UMA, principalmente con el fin de intercambiar experiencias con otros agrónomos o integrantes de estas unidades, con la finalidad de mejorar los mecanismos de conservación y respeto por la fauna endémica de la región.

De acuerdo con un análisis de mercado, explicó el productor, existe una gran demanda de carne de venado en la entidad, con un consumo estimado de más de 7 mil kilogramos al año.

Tras recorrer el criadero junto con personal de la delegación, Jorge Carlos Berlín reconoció la labor que efectúan en el rancho “San Fernando”, destacando la importancia del trabajo integral que realizan en esta UMA al cerrar el ciclo cultivando el forraje, preservando el hábitat de la región y reproduciendo exitosamente esta especie protegida, que bajo las condiciones adecuadas puede aprovecharse de manera controlada.

Publicidad
Publicidad